TERAPIAS DE GRUPO

TALLERES
GRUPALES

Cita previa

terapias de grupo

TERAPIAS
GRUPALES

Aprovecha las ventajas de los grupos. Comparte tus experiencias, vivencias y pensamientos.

Puedes formar parte de nuestros grupos. Nos reunimos una vez al mes. Tratamos diferentes temas compartiendo dificultades, vivencias, pensamientos.  Beneficiándonos del efecto positivo de relacionarnos con personas que comparten experiencias.

En nuestro centro encontrarás un gran amplitud de grupos de trabajo y de talleres.

Se realizan periódicamente a lo largo del año. La cantidad de grupos y talleres dependerá siempre de las personas que se apunten a ellos.

Los grupos se forman con un mínimo de 5 personas, estos grupos se reunirán una o dos veces al mes (dependiendo del grupo y del contenido de las sesiones). Entre sesión y sesión habrá una serie de tareas a realizar, siempre opcionales, con la finalidad de ayudar a optimizar los resultados de las sesiones.

El contacto de los asistentes con el profesional que lleva el grupo quedará abierto vía e-mail, para el caso de que alguien necesite consultar algo en un momento dado.

Tanto en las sesiones de grupo como en los talleres se utilizarán distintas técnicas psicológicas como la relajación, visualización, entrenamiento en hemisferio derecho, hipnosis o control mental, role-playing… y otras siempre dependiendo de la sesión y del contenido de la misma.

TIPOS DE TERAPIAS GRUPALES

autoestima

AUTOESTIMA Y AUTOHIPNOSIS

Dar a conocer en qué consiste la Estructura de la mente, cómo funciona, qué sentimientos genera esa estructura, de dónde partió y cómo puede transformarse hacia nuestra verdadera identidad, haciendo unos trabajos determinados a través de la hipnosis y la autohipnosis.

emergencia

GRUPO EMERGENCIAS

Espacio donde cada persona pueda expresarse libremente sintiendo que está en un lugar seguro donde sus emociones pueden salir sin miedo, encontrando un apoyo profesional por parte el terapeuta y un apoyo emocional por parte del grupo.

grupos para mujeres

MUJERES SEPARADAS

La separación requiere un proceso de adaptación al cambio, un proceso en el que pueden surgir muchos sentimientos, emociones y  pensamientos que a veces no son fáciles de manejar.